Después de haber consultado la predicción meteorológica en cuatro páginas diferentes y que cada una dijese una cosa distinta, solo había una conclusión clara: cuanto más al sureste (de Galicia), más probabilidades tendríamos de escapar de la lluvia, así que escogimos esta ruta en la provincia de Ourense.

Como solemos hacer en estas escapadas de un día, al llegar a Xunqueira de Ambía buscamos un bar para comprar los bocadillos para hoy. El día está bastante fresquito, pero confiamos en que en cuanto nos pongamos en marcha entremos en calor. Una vez listos, arrancamos.

Hemos aparcado delante de la impresionante colegiata de Santa María a Real, del siglo XII, y salimos de ahí mismo. Justo al salir del pueblo nos encontramos el panel informativo de inicio de la ruta y comienzan las marcas. Lo que vamos a hacer hoy es el sendero homologado PR-G 194.

Santa María a Real

Salimos bajando por un buen camino rodeado de campos y castaños. Es un adelanto de lo que nos espera hoy, ¡cientos de castaños! Pero no solo castaños, también robles. De hecho, el sonido protagonista de la ruta va a ser el crac-crac de las bellotas bajo nuestros pies.

A través de diversos caminos carreteros y de herradura acabamos llegando al primer punto de interés del día: el Ecoespacio O Rexo. Se trata de un centro medioambiental en el que el artista Agustín Ibarrola ha realizado una intervención pictórica sobre rocas y árboles. El centro está cerrado, pero nos salimos del sendero señalizado para visitar un poco el lugar. La verdad es que es un sitio muy agradable.

Una vez visitadas las esculturas (¿se les puede llamar así?), cruzamos el río Arnoia, que está precioso, y comenzamos a subir. Es una subida suave, pero continuada, de unos tres kilómetros. Continuamos atravesando bosques y más bosques por caminos llenos de magia, muchos de ellos con muros de piedra cubiertos de musgo a sus lados. El otoño todavía no ha llegado a su máximo esplendor, pero comienza a atisbarse.

Decidimos parar a comer en la primera aldea que nos encontramos después de pasar el punto más alto del día: Vilanova. Había una mesa de piedra con bancos que nos pareció el lugar ideal para la parada. Aunque mientras subíamos habíamos entrado en calor, la verdad es que ahora al parar se nota el fresco que hace.

Continuamos nuestra ruta pasando por un par de aldeas más con algún pequeño tramo de asfalto, pero por donde no pasa ni un alma. Poco después de atravesar A Pousa nos cae un pequeño chaparrón, aunque sin mayores consecuencias. Justo en este momento llegamos a la vía del tren y es el único punto de la ruta donde nos encontramos un par de cruces sin señalizar. Afortunadamente, el GPS nos sacó de dudas.

Nos dirigimos ahora hacia San Xillao, donde vemos unos bolos graníticos espectaculares. En esta aldea debe haber algún artista, ya que hay curiosas esculturas esculpidas en piedra con frases de tipo espiritual o de refranero rancio grabadas en rocas (con faltas de ortografía incluídas).

Aquí nos encontramos a un señor que nos pregunta si buscamos algo y al decirle que estamos haciendo el sendero marcado, nos indica por dónde seguir. En una breve bajada llegamos al río.

A partir de aquí la ruta cambia bastante. No abandonamos el bosque, pero ahora el río Arnoia es el protagonista. A ratos el camino es ancho y cómodo, a veces más estrecho y con puntos algo resbaladizos, pero siempre bonito. Vuelve a caernos algún chaparrón más, pero breve y tras el que después pudimos ver el sol y el cielo azul.

De todas formas, no queda más remedio que abandonar el río para volver a Xunqueira de Ambía. Eso sí, ¡cuesta arriba! Al llegar de nuevo al coche damos una vuelta alrededor de la colegiata, pero está cerrada, así que tenemos que contentarnos con verla por fuera.

Es temprano, las cuatro de la tarde, por lo que decidimos terminar la jornada dando un pequeño paseo y tomándonos un chocolate con churros para entrar en calor en Allariz. ¡Ha sido un domingo perfecto!

Más información sobre esta ruta

Una vez más, encontramos la inspiración en el blog de Roteiros Galegos.


Datos técnicos

  • Longitud: 14,5 km
  • Fecha de realización: 20/10/2019
  • Desnivel de subida: 415 m
  • Desnivel de bajada: 415 m
  • Punto más alto: 594 m
  • Punto más bajo: 437 m
  • Tipo de recorrido: Piruleta
  • MIDE / Severidad del medio natural: 1
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Perfil

Descarga el archivo .gpx con el track de la ruta

Mapa

sendeiro_de_pelamios

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.