Llevamos tanto tiempo con lluvia sin parar que era inevitable aprovechar esta pequeña tregua que nos promete el puente de la Constitución. Hemos optado por venir hasta Taramundi y comenzar por su ruta más conocida: la del Agua.

Salimos desde el centro mismo del pueblo, ya que es donde estamos alojados y así ni siquiera necesitamos coger el coche. Pasamos por delante de algunas tiendecillas todavía cerradas que decidimos visitar a la vuelta. Abandonamos el pueblo por una fuerte bajada de cemento donde vemos que están sacando a un cerdo a la fuerza de su cochiquera. Los chillidos son horrorosos y en el medio de la calle le espera un lazo para el cuello. Seguimos bajando sobre un reguero de sangre mal limpiado con algo de agua. Sería del cerdo anterior. Tengo que taparme las orejas con todas mis fuerzas para intentar no oír al desgraciado animal. Sergio me avisa cuando el pobre cerdo ha parado de gritar. Se me ha revuelto el estómago y estoy algo mareada. Me paro un poco, pero no consigo disfrutar de las vistas. Qué momento tan desagradable.

Enseguida llegamos a Mazonovo y pasamos por delante de su famoso museo de molinos. Hemos leído que es muy recomendable, pero a esta hora todavía está cerrado, así que decidimos dejar su visita para la vuelta.

Hacemos un tramo de subida por carretera hasta que la abandonamos por una cómoda pista. Estamos ya en pleno bosque que nos hace comenzar a disfrutar y olvidar el mal rato anterior. El otoño está bastante avanzado, por lo que vamos caminando sobre un precioso manto de hojas. De todas formas, todavía quedan algunas rezagadas en los árboles.

Esta pista vuelve a dar a otra carretera. El entorno es precioso, aunque me preocupa que la ruta pueda tener demasiado asfalto. Es cierto que no pasa ni un coche, pero las carreteras siempre restan encanto a las rutas.

De todas formas, en esta carretera vemos un desvío que señala hacia el salto de agua de A Salgueira, así que allá vamos. Con toda la lluvia que llevamos este último mes, la cascada promete. El sendero que nos lleva hacia ella transcurre todo el tiempo junto al arroyo da Salgueira. Al principio vamos unos cuantos metros por encima de él, pero poco a poco la senda va acercándose al río. ¡Qué cantidad de agua lleva! Está precioso.

El último tramo hasta la cascada es algo pedregoso y está muy húmedo, por lo que nos movemos con cuidado al intuir que puede ser muy fácil resbalar. La cascada es espectacular. Además, tenemos suerte y la dirección del viento no provoca que el agua nos duche, así que podemos acercarnos bastante sin problema y hacer fotos tranquilamente.

Para bajar por este sendero, ya que hay que volver a la carretera, decido sacar los bastones de la mochila. ¡Está todo muy resbaladizo! Una vez en la carretera continuamos subiendo hasta Esquíos. En esta aldea hay un museo etnográfico, pero por ahora preferimos continuar la ruta. Ya veremos a la vuelta si paramos o no.

Aquí nos encontramos un gran panel explicativo que indica los dos puntos a los que podemos dirigirnos desde aquí, ya que comienza un tramo circular. Por un lado, a poco más de un kilómetro está Os Teixois. Por el otro, algo más lejos, As Veigas. Decidimos dirigirnos a este último.

Abandonamos Esquíos por un bonito camino y con una pendiente bastante más suave que nos permite disfrutar del entorno. Buena parte del sendero transcurre dentro de un precioso bosque, aunque a ratos nos deja ver la ladera de enfrente. Estamos recorriendo el valle del río Turía y aunque empezamos a bastante distancia de él, poco a poco nos vamos acercando.

As Veigas nos sorprende por su localización. Está en un lugar tan remoto como bonito. Fantaseamos con lo romántico que sería vivir en un lugar así, tan lejos de todo, tan aislado… pero es inevitable pensar también en lo durísima que debió ser la vida aquí hace años. ¡E incluso ahora! Buena parte de la aldea está restaurada y ahora se dedica al turismo rural. De hecho, esta noche vendremos a cenar aquí en un local de lo más pintoresco.

Cruzamos el río y retornamos ahora por la ladera contraria. Esta vertiente es mucho menos boscosa, por lo que nos ofrece unas vistas preciosas de todo el valle. Al principio pasamos por una pista algo fea en la que están haciendo trabajos de reforestación, pero fue un tramo corto. La ruta cada vez me está gustando más.

Llegando a Os Teixois volvemos a encontrarnos un panel que nos explica por dónde seguir en función de la ruta que estemos haciendo (hay dos que pasan por aquí). La verdad es que nunca vi una ruta tan bien señalizada.

Os Teixois es otra pequeña aldea muy bien conservada que presenta un conjunto etnográfico difícil de encontrar en otro lugar por la cantidad de elementos que se pueden visitar: un molino hidráulico, una rueda de afilar, un batán, una pequeña turbina eléctrica y un mazo. La visita es de pago. Ahora no la vamos a hacer porque no queremos enfriarnos, pero seguro que volvemos.

Nos toca dirigirnos de nuevo a Esquíos, esta vez siguiendo el curso del arroyo de Mestas y tras cruzar de nuevo el río Turía. En Esquíos decidimos parar a comer sentados en un murito al sol. A pesar de estos pocos rayos, el frío nos carcome y arrancamos en cuanto terminamos el bocadillo.

Mientras deshacemos este tramo de carretera vamos comentando que, a pesar de este tramo de asfalto inicial y final, la ruta vale mucho la pena. El resto de senderos compensan con creces el tener que hacer esta parte. Ahora sí, en Mazonovo nos paramos a visitar el museo de los molinos. Como es mediodía, tenemos la inmensa suerte de disfrutarlo prácticamente solos.

Llegando a Taramundi decidimos desviarnos un poco para visitar las excavaciones arqueológicas del castro. Una vez visto, nos vamos corriendo al hotel para ducharnos y salir de nuevo a disfrutar del pueblo. ¡Qué jornada tan completa hemos tenido!

Más información sobre esta ruta

Descubrimos esta ruta en el libro Asturias. Rincones que te sorprenderán, de Sua Edizioak. Completamos la información en la web del Ayuntamiento de Taramundi.

Puedes consultar aquí los horarios y precios para ver el museo de los molinos de Mazonovo y aquí los del conjunto etnográfico de Os Teixois (aunque nosotros no fuimos el día de la ruta, lo vimos dos días después y nos gustó mucho).

Si quieres ver más rutas en Asturias, pincha AQUÍ.

02/01/2020 06:00
  • Distance Instructions
Label


Datos técnicos

  • Longitud: 14,2 km
  • Fecha de realización: 06/12/2019
  • Desnivel de subida: 850 m
  • Desnivel de bajada: 850 m
  • Punto más alto: 421 m
  • Punto más bajo: 181 m
  • Tipo de recorrido: Piruleta
  • MIDE / Severidad del medio natural: 1
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 1
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

ruta_del_agua_taramundi

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.