¡Cómo ha llovido esta noche! Cuando nos despertamos sobre las 8 de la mañana ya había parado, pero la previsión meteorológica no era demasiado optimista. Con un poco de suerte tendríamos una ventanita de buen tiempo hasta las once o doce… Luego, lluvia otra vez. Teniendo en cuenta todo esto, hemos escogido una ruta corta y no muy complicada.

La ruta oficial comienza en Padrendo, pero como estamos viajando con una furgo algo grande y no tenemos claro del todo que haya dónde aparcarla o cómo será la carretera de acceso hasta allí, optamos por salir de Os Baños y unirnos al recorrido señalizado en Bubaces, que está muy cerca.

Comenzamos a caminar a las 9 de la mañana y todavía está todo desierto. En las termas del río Caldo, que más tarde estarán llenas, aún no hay nadie. Qué gustazo da tanta tranquilidad…

Cruzamos el río y enseguida empezamos a subir hacia Bubaces. Además, como estamos convencidos de que tenemos poco tiempo antes de que se ponga a llover, vamos a ritmo ligero. En Bubaces no vemos a nadie. Parece que la aldea todavía duerme.

En cuanto llegamos al sendero homologado nos adentramos en un bosque mágico. El verde intenso de las hojitas recién salidas y la humedad de toda la lluvia caída esta noche le dan un aspecto maravilloso. Queremos no pararnos demasiado a hacer fotos, pero la verdad es que nos cuesta.

A lo tonto, no dejamos de subir en ningún momento, aunque apenas nos fijamos en eso. Nuestros sentidos están centrados en el entorno. De todas formas, en la iglesia de Santa María del Río Caldo nos paramos para beber y quitarme la chaqueta. ¡Qué forma de sudar!

Llegamos a Padrendo y allí ya empieza a haber señales de vida. Nos cruzamos tres veces con el panadero en su furgoneta de reparto y saludamos a los vecinos que han salido a recoger el pan. Salimos de Padrendo por una pista cómoda, pero en cuanto llegamos a un regato, junto al que tenemos que subir, el cuento cambia bastante. El sendero es precioso y pasa junto a varios molinos. Es para disfrutar. La cuestión es que nosotros seguimos pensando que debemos escapar de la lluvia y subimos a toda pastilla. ¡Y la pendiente no es ninguna tontería!

La subida fuerte termina casi de golpe al llegar a la zona denominada Chan de Ventoselo y el paisaje y el tipo de ruta cambian aquí de forma radical. Lo que tenemos por delante son algo menos de 5 km de pista con buenas vistas… si la niebla nos deja, que no está claro que vaya a ser así.

Seguimos subiendo suavemente con una preciosa panorámica hacia la Serra de Santa Eufemia, aunque es una pena que sus cumbres estén cubiertas por las nubes. De todas formas, es imposible dejar de mirarla. Por desgracia, en la zona más alta de la ruta de hoy nos hemos acabado metiendo en la niebla y no vemos nada. Al menos sí podemos disfrutar de las curiosas formas que tienen las rocas en esta zona…

A nuestra izquierda tenemos el valle del río Caldo, que conseguimos ver a trozos de vez en cuando entre nube y nube, y al otro lado del valle está la Serra do Xurés. Claro que esto solo puedo decirlo mirando el mapa, porque hoy nosotros no estamos de suerte con las vistas y no la podemos ver.

En cierto punto la pista se bifurca y nosotros cogemos el desvío que sale a la izquierda. Nos toca bajar. A medida que descendemos salimos también de la nube y empezamos a disfrutar un poco más de lo que tenemos a nuestros pies y de frente. Lo que más llama la atención es la impresionante cascada Corga do Fecha, a la que pretendemos ir mañana. Por desgracia, en la ladera de enfrente también son bastante visibles los restos del último incendio del verano pasado…

Poco antes de llegar a la aldea de Torneiros volvemos a adentrarnos en un bonito bosque. Ya falta poco y por fin conseguimos relajarnos y dejar de correr. Si se pone a llover, que llueva. Nosotros ya estamos contentos con lo que hemos podido disfrutar del día hasta aquí.

Después de atravesar Torneiros recorremos otro agradable tramo de bosque y una vez en Bubaces, retornamos a Os Baños. Esta vez vamos por la orilla contraria del río, que es donde está el bar en el que pensamos poner punto y final a la ruta. Es curioso, son las doce y media de la mañana y nos estamos tomando nuestra cerveza post ruta junto a algunos que todavía están desayunando…

Más información sobre esta ruta

Descubrimos esta ruta en el blog Más rutas y menos rutinas, aunque ellos la empiezan en Padrendo. Es el PR-G 28.

Estamos en el Parque Natural Baixa Limia – Serra do Xurés. Aprovechando que hay un centro de interpretación en Lobios, es recomendable pasar por allí o llamar por teléfono para pedir información sobre las rutas. A nosotros, por ejemplo, nos recomendaron no hacer una de las señalizadas por el Parque porque fue arrasada por el último incendio en la zona.

Si quieres ver más rutas en la provincia de Ourense, pincha AQUÍ.

Recuerda que en nuestro MAPA INTERACTIVO puedes encontrar otras rutas cercanas a esta que quizás te interesen...
21/05/2021 21:10
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 12,2 km
  • Fecha de realización: 02/04/2021
  • Desnivel de subida: 500 m
  • Desnivel de bajada: 500 m
  • Punto más alto: 793 m
  • Punto más bajo: 368 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 2
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

ruta_de_padrendo_desde_os_banos