Es domingo, esta noche ha cambiado la hora y estamos algo cansados, pero nos apetece salir de casa. La previsión del tiempo también da una pequeña probabilidad de lluvia. ¿Qué podemos hacer? Al final, tras mucho pensar y remolonear, acabamos por decidirnos. Vamos a hacer una de las rutas más conocidas de Galicia, la ruta da pedra e da auga, uniéndola con otro sendero homologado para hacerla circular.

A lo tonto, empezamos a caminar pasadas las doce y media de la mañana. Hemos dejado el coche en un pequeño aparcamiento de tierra que hay junto a la salida 9 de la autovía del Salnés. Nos encontramos en el concello de Meis, en plena zona de Albariño, y la primera parte del recorrido transcurre junto a viñedos.

Estamos siguiendo un sendero homologado que transcurre todo el tiempo pegado al río San Martiño, afluente del Armenteira, que será por donde bajemos después. Tras un comienzo completamente llano, poco a poco empezamos a subir y a disfrutar de los pequeños saltos de agua que va formando el río. Pasamos también junto a varios molinos.

Este tramo es muy bonito, pero tenemos que abandonarlo para dirigirnos hacia el monasterio de Armenteira. Para eso tenemos que recorrer un buen trecho de pista bastante soso. Lo único bueno de esa pista son las vistas hacia la ría de Arousa con la serra do Barbanza al fondo, pero no sé yo si las disfrutaremos mucho. El cielo está cogiendo un tono amenazante que no me gusta nada…

Y al final, ocurrió lo que nos temíamos. Se puso a llover cuando llevábamos unos dos kilómetros de pista. Nos paramos para sacar los paraguas y chubasqueros y retomamos el camino. Cada vez llueve con más fuerza y reconozco que me pregunto quién me mandaría a mí salir hoy de casa… ¡Con lo a gustito que estaría en la cama! Al menos la lluvia nos pilló en la pista y pudimos avanzar bastante rápido.

Al llegar al monasterio de Armenteira nos metemos directamente en un bar. ¡Estamos empapados! Nos tomamos una caña y compramos unos bocatas que optamos por tomar resguardados de la lluvia en el patio del monasterio. Tuvimos suerte y, mientras comíamos, paró de llover. ¡Incluso salió el sol! Aprovechamos para echarle un vistazo al monasterio antes de emprender la vuelta.

La bajada la haremos por la archiconocida ruta da pedra e da auga, un sendero que baja junto al río Armenteira. La primera parte del descenso es lo más bonito de toda la ruta, ya que el terreno tiene cierta pendiente (aunque nunca importante) que provoca preciosos saltos de agua en el río. También vamos pasando todo el tiempo al lado de numerosos molinos, algunos de ellos restaurados.

A medida que bajamos la pendiente va suavizándose hasta que el camino se acaba volviendo prácticamente llano y también más ancho y cómodo. El último punto de interés antes de llegar al coche de nuevo es la Aldea Labrega, un conjunto escultórico que recrea en piedra la cultura etnográfica de Galicia.

Llegamos de nuevo al coche algo antes de las seis con una sensación maravillosa de haber aprovechado bien el domingo. ¡Ha valido la pena incluso a pesar del chaparrón!

Más información sobre esta ruta

Subimos por la ruta do río San Martiño (PR-G 171) y bajamos por la ruta da pedra e da auga (PR-G 170).

Si quieres ver más rutas en la provincia de Pontevedra, pincha AQUÍ.

01/01/1970 02:00
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 16,6 km
  • Fecha de realización: 25/03/2018
  • Desnivel de subida: 372 m
  • Desnivel de bajada: 372 m
  • Punto más alto: 396 m
  • Punto más bajo: 25 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 2
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

ruta_da_pedra_e_da_auga_rio_san_martino

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.