Me alegro de no haber sabido bien cómo era la ruta de hoy porque si no, no la habríamos hecho. Y si hay algo de lo que me alegro en este viaje, es de haber hecho la ruta de hoy.

Después del sabor agridulce de la ruta de ayer y de haber estado pensando si nos quedábamos un día más o nos marchábamos, decidimos darle una nueva oportunidad a la Serra da Estrela. Queríamos una ruta en la zona de Manteigas, ahora que ya sabíamos que es la que no está quemada, y no muy larga, porque por la tarde tenemos un buen viaje en coche hasta casa. Después de consultar en Internet optamos por esta: es un sendero homologado, tiene unos 10 km y sobre 700 m de desnivel. A priori, no pintaba mal. Pero, ¡ja!

Hemos dormido en la furgo ya en el comienzo de la ruta, en el aparcamiento del Covão da Ametade, así que conseguimos empezar a caminar temprano, sobre las 9 y pico. El Covão da Ametade es un área recreativa realmente bucólica. No me extraña que sea uno de los puntos más frecuentados de la zona. Pero enseguida empezamos a subir. El camino es bastante rocoso, no se puede ir rápido, pero la belleza del entorno hace que nos dé igual. Aunque hacía frío cuando salimos, la pendiente hace que nos acaben sobrando las chaquetas. Cruzamos también un pequeño nevero que nos pone sobre aviso. ¡Esperemos que no haya muchos más, que no hemos traído el material invernal!

Y subiendo, subiendo, llegamos a un lugar realmente espectacular: el Covão Cimeiro, con los Cantaros Magro y Gordo a los lados. Es un circo glaciar impresionante. Nos paramos un buen rato a hacer fotos, y más que nos habríamos quedado si no fuese porque todavía acabamos de empezar.

Covão Cimeiro

Se sale de este circo glaciar subiendo por su pared derecha. Cuando miras hacia ella parece imposible que se pueda subir por ahí, pero las marcas de pintura e hitos van enseñándonos el camino. La verdad es que la ruta está bastante bien señalizada, y menos mal, porque a veces los senderos no están nada claros.

Rápidamente volvemos a coger altitud y seguimos admirando el covão, cada vez desde más arriba. En un determinado punto nos dimos cuenta de que íbamos siguiendo hitos, pero habíamos dejado de ver marcas de pintura. Decidimos volver sobre nuestros pasos para comprobar si íbamos bien o no y, efectivamente, nos habíamos equivocado. Los hitos ayudan, pero hay muchos que se dirigen a otras direcciones. Nosotros tenemos que seguir las marcas del sendero homologado.

Una vez en el cordal del Cantaro Gordo vemos la lagoa dos Cantaros, a nuestros pies y, a lo lejos, la charca da Candieira.

La zona más alta de la ruta transcurre por un altiplano lleno de pequeñas lagunas. Al haber ganado altitud nos encontramos con bastantes neveros, pero afortunadamente la nieve está blanda y no está en zonas de grandes pendientes así que, aunque es algo incómodo, pasamos sin problema.

Qué paisaje tan bonito.

Estamos muy cerca de Torre (1.997 m), el punto más alto del Portugal continental, pero decidimos dejarlo para después de la ruta (se puede ir en coche). La carretera pasa al lado de donde estamos ahora, lo cual es interesante saber por si la ruta se nos complica y tenemos que dar la vuelta.

Tras esta zona llana alta toca bajar, y ahora sí que se nos complica el tema. Buena parte de la bajada hasta la lagoa do Peixão se hace por pequeñas canales que todavía tienen bastante nieve. A veces conseguimos rodear los neveros, pero otras, tras examinarlos bien, toca atravesarlos. Afortunadamente no están duros porque si no, no habríamos podido pasar, pero a veces se nos hunde alguna pierna hasta la cadera. Avanzamos muy, muy lentamente. Empezamos a tener claro que la ruta va a llevarnos mucho más tiempo del previsto. Y como lamentarse no vale de nada, optamos por disfrutar del impresionante entorno de montaña en el que estamos.

Al llegar a la lagoa do Peixão hacemos una pequeña parada para comer algo y reponer fuerzas. Se nota que hemos perdido altitud porque ya no hace tanto frío como en la zona más alta. ¡Ojalá dejemos también de encontrarnos nieve!

Lagoa do Peixão

Y sí, tras pasar la laguna volvemos a tener otra bajada que se las trae en la que hay que ayudarse bastante de las manos, pero al menos ya sin nieve. A partir de aquí la pendiente se suaviza y vamos siguiendo el curso del ribeiro da Candieira.

Abandonamos el río algo antes de llegar a la lagoa da Candieira volviendo a subir. Después de las bajadas complicadas que llevamos hoy, ¡hasta se agradece volver a subir un poco! Aquí volvió a pasarnos lo que ya comenté antes. Volvimos a guiarnos por unos hitos hasta que nos dimos cuenta de que no estábamos viendo señales. Nos dimos media vuelta para buscarlas y, efectivamente, nos habíamos vuelto a desviar de la ruta marcada.

Tras pasar este pequeño cordal vemos ya la carretera que lleva a nuestro aparcamiento. Todavía está lejos, pero ver algo de civilización, cuando ya estás cansada, anima bastante. Lo que queda de camino es, afortunadamente, la parte más cómoda de todo el día, ya por un camino estrecho normal, sin grandes rocas ni desniveles.

La ruta ha sido muy dura, quizás más porque no nos la esperábamos así ni con tanta nieve, pero ha sido realmente bonita. A veces hasta te olvidabas de que estabas en Portugal y te creías que estabas en los Pirineos. Las agujetas en los brazos me duraron unos cuantos días, pero el buen sabor de boca duró mucho más.

Más información sobre esta ruta

Descubrimos la ruta en la web Manteigas Trilhos Verdes. Es el sendero homologado PR5MTG. También utilizamos el mapa del Parque Natural da Serra da Estrela de Adventure Maps que compramos en el Centro de Interpretaçao da Serra da Estrela de Seia.

Para poder editar el track y poder subir un mapa, utilicé la cartografía proporcionada por los amigos del blog Cartografía Digital. ¡Gracias!

Más rutas en la Serra da Estrela

Rota das faias

Lagoa Comprida desde Penhas Douradas


Datos técnicos

  • Longitud: 10,8 km
  • Fecha de realización: 21/04/2019
  • Desnivel de subida: 750 m
  • Desnivel de bajada: 750 m
  • Punto más alto: 1.860 m
  • Punto más bajo: 1.408 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 4
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 4
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 4
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Perfil

Descarga el archivo .gpx con el track de la ruta

Mapa

rota_do_macico_central

Información geográfica perteneciente al Centro de Informação Geoespacial do Exército ©.