Me hace una ilusión especial hacer esta ruta porque es una zona a la que suelo venir a pasar algún fin de semana de camping antes de que lleguen las ansiadas vacaciones, que suelo coger hacia finales de verano. Es siempre un fin de semana de playa y vida contemplativa, nada de andar, por eso me apetecía ahora conocer esta zona de costa en otra época del año.

Llegué a Punta Moreira sobre las diez y media de la mañana y aproveché para visitar el museo de la salazón antes de empezar a caminar. Es muy interesante.

Poco antes de las once ya estaba en marcha. Comienzo por un estrecho sendero que va rodeando el camping y el acuario de Punta Moreira. Enseguida empiezan a sucederse las playas. No muy grandes, pero sí con muchísimo encanto y rodeadas de rocas. Es mi zona preferida: Area de Reboredo, Area das Pipas, Mexilloeira… Los caminos son llanos y muy cómodos, aunque en algunos tramos hay algo de arena que me hace caminar con calma, pero, ¿quién tiene prisa en semejante entorno?

Al pasar junto a la lagoa de Bodeiro, un panel informativo me recuerda que estoy en una zona de especial protección de los valores naturales. Como voy sola, también tengo la inmensa suerte de poder ver una garza llegar a la laguna, cosa más complicada de ver cuando se va en compañía.

Continúo mi paseo costero hasta llegar al siguiente punto de interés de la ruta: los restos arqueológicos de Adro Vello. Se trata del yacimiento de una antigua villa romana, pero desgraciadamente no está demasiado bien conservado y le crecen bastante hierbajos.

En la punta de San Vicenzo me separo un poco de la costa para rodear una urbanización, pero enseguida vuelvo al mar en la punta Pateiro. He cambiado de orientación, ahora me dirijo hacia el sur, y el mar también ha cambiado. Aquí está algo más picado y más bonito todavía. Delante tengo la isla de Sálvora que veo con bastante nitidez. Hasta distingo su faro y todo.

En esta zona el camino se convierte en un senderito estrecho que atraviesa una zona de tojos y rocas. Me parece tan bonito que no puedo dejar de hacer fotos. Probablemente, a esta sensación también ayude que este sea el primer día de sol tras unos cuantos sin verlo. ¡Las ganas de primavera son muchas!

Al llegar a la playa Castiñeira comienzo a caminar por la arena, pero realmente me apetece algo más relajado y decido volver a subir al camino. Lo de hoy se trata de un paseo, no hay por qué hacer esfuerzos innecesarios.

Sigo caminando y, de repente, llego a una zona vallada y con un cartel bien claro: “Prohibido el paso. Propiedad militar”. ¡No tenía ni idea de que hubiese esto aquí! Lo que más me impresionan son los cañones que se ven tras la verja. ¿De qué época serán?

Justo al comienzo de la pasarela de madera de la playa de Canelas decido sentarme a comer en una sombra. No contaba con tanto sol y vengo vestida casi de invierno, así que me estoy cociendo un poco.

A partir de aquí solo me queda recorrer toda la pasarela y la zona de paseo marítimo, ya en zona urbanizada, hasta llegar al puerto deportivo de Pedras Negras, donde doy por terminada la ruta.

¡Qué paseo primaveral tan agradable y bonito he podido darme a mitad de semana!

Más información sobre esta ruta…

Descubrí esta ruta en el libro Galicia. Rutas con leyenda, de Sua Edizioak, aunque aquí la hacen en sentido contrario y un poco más larga. Yo preferí empezar visitando el museo.

05/12/2019

Copia el siguiente código iframe HTML en tu sitio web:

  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 10,3 km
  • Fecha de realización: 18/04/2018
  • Desnivel de subida: 100 m
  • Desnivel de bajada: 102 m
  • Punto más alto: 24 m
  • Punto más bajo: 3 m
  • Tipo de recorrido: Travesía
  • MIDE / Severidad del medio natural: 1
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 2
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

o_grove

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.