Mirador de Matacás desde Castro Caldelas

¡Qué ganas teníamos de poder volver a hacer una escapada! Hacía ya tantos meses… Pero aquí estamos, en Castro Caldelas, uno de los pueblos más bonitos de España, y con un día fantástico por delante. Comenzamos con tan solo 4°C a pesar de que el sol luce radiante.

Salimos de la plaza central de Castro Caldelas, donde se encuentran los paneles informativos de las dos rutas que parten desde aquí. Hoy vamos a hacer el PR-G 237. Es una ruta exigente tanto en longitud como en desnivel y me da cierto respeto. No es nada que no hayamos hecho antes, pero llevamos tanto tiempo haciendo solo rutas sencillas por nuestro municipio… A ver qué tal responden las piernas.

Castro Caldelas es el punto más alto de la ruta, por lo que empezamos bajando y terminaremos subiendo. Este primer descenso transcurre por una pista cementada en algunos tramos que atraviesa un precioso bosque de castaños. Es una bajada que se las trae. La pendiente es muy pronunciada, de las que te hacen comprobar el estado de tus rodillas. Por suerte, está al comienzo y al ir frescos no tenemos ningún problema. ¡O quizás sea que tenemos las piernas fuertes!

Mientras bajamos pasamos junto a las ruinas de varios sequeiros, construcciones de piedra de dos plantas utilizadas para secar las castañas y poder conservarlas durante más tiempo. En la planta inferior se hacía fuego y en la superior, hecha con tablones de madera separados por rendijas para que se colase el humo, se situaban las castañas, donde se dejaban varios días hasta estar bien secas.

Esta bajada se termina cuando alcanzamos el río Edo, que cruzamos sobre un puente. Esto nos hace cambiar de ladera y ver cómo el paisaje cambia de forma radical. Pasamos ahora a una orientación sur repleta de viñedos. A pesar de estar en invierno, que debe ser la época menos espectacular del año para visitarlos, el paisaje es abrumador, sobre todo ver a la gente trabajando en ellos. Es época de poda.

Nos toca subir ahora a través de las viñas por unas empinadas escaleras de piedra. ¡Vaya comienzo de ruta estamos teniendo! Menos mal que todavía hace fresquito, porque esta subida con calor sería bastante terrible.

Una vez terminada esta fuerte pendiente desaparecen los viñedos y pasamos a caminar por zonas rurales que atraviesan aldeas con tejados de pizarra negra. Al cabo de un rato llegamos a un punto del que sale una derivación que baja hasta el río Sil y decidimos hacerla.

Esta derivación transcurre junto al río Sobredo hasta su desembocadura en el Sil por un sendero estrecho y precioso. Ha dejado de soplar el viento que notábamos en la zona más alta y empieza a hacer algo de calor. Y no nos olvidamos de que todo esto que estamos bajando… ¡tendremos que volver a subirlo después!

Durante esta bajada disfrutaremos de nuestra primera visión hacia el Sil. ¡Qué bonito! Llegamos hasta la carretera y continuamos por ella hasta el embarcadero de Abeleda. En este punto se pueden coger barcos para dar un paseo por el río. Tiene aspecto de ser un lugar muy turístico, pero hoy está completamente muerto. Está todo cerrado y estamos solos. Nos sentamos un rato en el muelle para comer algo y coger fuerzas. Todo lo que queda de ruta… ¡es subida!

Deshacemos este tramo y poco después, llegando a Lugar de Arriba, pasamos junto a un alcornoque centenario impresionante. Un poco más adelante, tras atravesar la aldea, llegamos al lugar que da nombre a esta ruta: el mirador de Matacás.

Hay un primer mirador con un banquito al que se puede llegar en coche y como hay más gente apenas nos detenemos. Un poco más adelante llegamos al mirador de verdad. Qué vista tan bonita hay desde aquí hacia el cañón del Sil… Nos gusta tanto que nos quedamos a comer allí mismo.

Todavía nos queda media ruta, así que vamos a seguir. Una vez más, el paisaje vuelve a cambiar totalmente. Recorremos ahora las Penas de Matacás, una zona salpicada de grandes rocas y en la que predominan los arbustos. Cogemos aquí un breve desvío de 100 m para ver la cueva Casa Antiga, utilizada hace años por pastores y por personas huídas durante la guerra civil.

Poco a poco nos vamos alejando del cañón del Sil rumbo a Castro Caldelas. Aunque no dejamos de subir, lo hacemos ahora de forma suave, nada que ver con el comienzo de la ruta. Los caminos por aquí vuelven a ser anchos y atravesamos nuevos bosques desnudos.

Estos días la hostelería cierra a las seis de la tarde y no dejamos de hacer cálculos. ¿Llegaremos a tiempo para una cerveza fresquita al terminar? Llegando a Castro Caldelas toca cruzar de nuevo el río Edo y afrontar el último repecho. Y sí, terminamos la ruta las cinco y media. Nos da tiempo a repostar.

A pesar de la larga jornada de caminata que hemos tenido decidimos dar un paseo por Castro Caldelas antes de volver al hotel. Es un pueblo muy agradable y no está mal aprovechar estos días en los que todavía hay poca gente por ahí.

La ruta me ha parecido preciosa y con una variedad impresionante de paisajes. Vale mucho la pena.

Más información sobre esta ruta

Esta ruta es el sendero homologado PR-G 237. Lo descubrimos en la web del Consorcio de Turismo de la Ribeira Sacra.

Si quieres ver más rutas en la Ribeira Sacra, pincha AQUÍ.

Si quieres ver más rutas en la provincia de Ourense, pincha AQUÍ.

Recuerda que en nuestro MAPA INTERACTIVO puedes encontrar otras rutas cercanas a esta que quizás te interesen...
16/03/2021 06:00
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 19 km
  • Fecha de realización: 06/03/2021
  • Desnivel de subida: 980 m
  • Desnivel de bajada: 980 m
  • Punto más alto: 779 m
  • Punto más bajo: 227 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 3
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 4
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

mirador_matacas_desde_castro_caldelas

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.

2 comentarios

Añade el tuyo →

  1. Me encanta tu blog. Es maravilloso. Aun no he hecho ninguna ruta de las que has publicado pero si he descubierto el mirador de Matacás gracias a ti. Espero hacer alguna pronto y comentarla.

    Un saludo.

    • Gata Con Botas 10/04/2021 — 12:26

      Hola, Santiago. Qué bonito lo dices sobre el blog. ¡Me dejas sin palabras! Ojalá puedas disfrutar algún día de esta ruta y cualquiera de las demás.
      Muchas gracias por tu comentario. Son de los que animan a seguir.
      Un abrazo.

Responder a Gata Con Botas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Gata con botas