Aprovechando que dos de las rutas que queríamos hacer en Madeira estaban bastante cerca una de otra y no eran demasiado largas, hoy a primera hora hemos hecho esta y vamos ahora a hacer la segunda, una de las más famosas de la isla.

La ruta comienza en medio de una carretera, no hay pueblo ni nada, y tenía miedo de no encontrar bien el punto exacto de comienzo. Qué ilusa. Había un aparcamiento inmenso que a esas horas, cerca de las dos de la tarde, estaba a rebosar de coches. Intentamos madrugar siempre para evitar estas aglomeraciones, pero al ser la segunda ruta del día no queda más remedio que asumir que no vamos a estar solos. Eso sí, las vistas desde el aparcamiento ya son increíbles. La ruta tiene buena pinta.

Empezamos bajando casi dos kilómetros por una pista asfaltada hasta Rabaçal, un puesto forestal. Es inevitable pensar que vamos a terminar la ruta subiendo de nuevo esta cuesta, ya que es de ida y vuelta y volveremos por el mismo camino. Hay bastante gente tanto que sube como que baja. En cualquier caso, si nos viésemos muy cansados, ¡que espero que no!, hay un microbús que hace este trayecto continuamente.

Al llegar a Rabaçal continuamos bajando por unas escaleras de piedra. ¡Menudas piernas vamos a hacer a la vuelta! De las dos levadas que hay en esta zona, hemos decido empezar por el trayecto más largo, que transcurre junto a la levada das 25 Fontes. Ahora sí, la ruta es completamente llana. ¡Es lo bueno de las levadas!

Aunque el día está soleado, el ambiente es extremadamente húmedo debido a la espesa vegetación que nos rodea. Pocas veces nos da el sol, así que no pasamos calor ya que la temperatura es fresca y muy agradable. Quizás lo más fastidioso del día es la cantidad de gente que nos estamos cruzando que ya viene de vuelta. Algunos puntos son tan estrechos que hay que hacer turnos para pasar. Pero bueno, es el precio que hay que pagar por haber decidido hacer dos rutas y no nos arrepentimos.

Este tramo de la ruta termina en un precioso laguito sobre el que cae una cascada. El lugar es mágico, pero lo habría sido un poco más sin gente, claro.

Tras hacernos algunas fotos emprendemos la vuelta. Empieza a ser tarde y vamos muertos de hambre así que al final, teniendo en cuenta la estrechez del camino, comimos prácticamente encima de la levada y con unas vistas fabulosas. Eso sí, ¡nunca nos había dicho “que aproveche” tanta gente y en tantos idiomas!

Esa vez, antes de llegar de nuevo a Rabaçal, nos desviamos para ir a ver las Fontes do Risco. Tuvimos mala suerte y comenzó a meterse la niebla, tan típica en Madeira a esta altitud, poco antes de llegar. Para cuando llegamos a la cascada, a pesar de estar al lado de ella, ya casi no se veía.

Tras pasar allí un rato entreteniéndonos con unos pajarillos con muy poco miedo a las personas, volvemos. Toca deshacer el camino hasta Rabaçal… Y volver a hacer los dos kilómetros por asfalto cuesta arriba.

Ha sido una pena hacer la ruta tan masificada, pero de todas formas, ha valido mucho la pena.

Más información sobre esta ruta…

Descubrimos esta ruta en la guia de passeios a pé Madeira, de la editorial Rother. Se trata del sendero homologado PR 6 y 6.1.

Para poder editar el track y poder subir un mapa, utilicé la cartografía proporcionada por los amigos del blog Cartografía Digital. ¡Gracias!

Si quieres ver más rutas en Madeira, picha AQUÍ.

04/07/2020 09:00
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 10,3 km
  • Fecha de realización: 10/01/2018
  • Desnivel de subida: 330 m
  • Desnivel de bajada: 330 m
  • Punto más alto: 1.285 m
  • Punto más bajo: 952 m
  • Tipo de recorrido: Ida y vuelta
  • MIDE / Severidad del medio natural: 2
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 1
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

levada_25_fontes_levada_do_risco