Hemos dormido en La Granja de San Ildefonso y cuando esta mañana hemos abierto las persianas de la furgo descubrimos que estamos envueltos en una densísima niebla. Incluso parece que llovizna y, por un momento, nos planteamos si salir de ruta o no. Pero sí, vamos a aprovechar, que mañana sí que está previsto peor tiempo y ya nos tocará descansar.

Subimos al puerto de Cotos, en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, y terminamos de prepararnos en el aparcamiento. Ayer ya estuvimos aquí, en el centro de visitantes de Peñalara, pidiendo consejo de rutas por la zona para días con poca visibilidad, como hoy. Nos recomendaron la RV 9.

Empiezo por una práctica visita a los baños públicos y mientras estoy allí, empieza a despejar el cielo. Por un momento tenemos dudas. ¿Y si nos hemos equivocado escogiendo esta ruta sencilla? ¿Y si se podía subir a Peñalara? Pero no hemos cogido los crampones y la previsión del tiempo es la que es (nubes bajas). Lo mejor es no cambiar de plan.

De todas formas, antes de hacer la ruta del camino de las Vueltas, vamos a subir a la laguna de Peñalara siguiendo el sendero RV 7. Todos estos recorridos están marcados con postes con una baliza azul con el número del sendero.

Al igual que ayer, al comienzo nos encontramos con bastantes personas, pero al ir alejándonos del aparcamiento cada vez hay menos gente y deja de resultar agobiante. Tenemos nieve desde el primer metro, pero está pisada, no está helada y se camina sin ningún problema. El primer tramo es por pista, pero tras la primera curva ya la abandonamos y tomamos un bonito sendero entre pinos. Los árboles enseguida desaparecen y tenemos unas preciosas vistas hacia un valle tapado por densísimas nubes. Este trozo me parece una maravilla.

Poco a poco el camino va girando hacia el noroeste, el sol se tapa y un aire gélido nos envuelve. ¡Qué frío hace de repente! Nos paramos a ponernos de nuevo toda la ropa que nos habíamos quitado hace un rato. Tenemos ya ante nosotros el circo de Peñalara, pero las cimas están tapadas por nubes. Hemos escogido bien. Se podría subir, claro, pero a nosotros nos gusta disfrutar de las vistas desde las cumbres y hoy no habría podido ser.

Vamos subiendo de forma suave por el sendero señalizado entre estacas hasta llegar a la laguna de Peñalara. Está totalmente congelada. Es espectacular. Se trata de una zona natural muy sensible y está rodeada por una cuerda para que nadie se acerque hasta ella. No olvidemos que este es el segundo Parque Nacional más visitado de España tras el Teide, es decir, aquí viene mucha, muchísima gente.

Rodeamos la laguna con mucha calma haciendo un montón de fotos y disfrutando de todos sus ángulos y al terminar esta vuelta, ponemos rumbo al refugio de Zabala. Vuelve a haber estacas señalizando el camino.

Le echamos un breve ojo al refugio, que solo tiene un pequeño recibidor de acceso libre y continuamos. En este punto decido ponerme las raquetas. No son imprescindibles, pero me parece tontería ir cargando con ellas. ¡Y qué bien se va!

El sendero que seguimos ahora es el RV 3. No vemos mucho más allá de lo que nos rodea, pero nos da igual. Para quienes no estamos tan habituados a la nieve, esto es precioso. Este sendero va a dar al camino de las Zetas, pista más ancha que baja del pico Hermana Menor.

Como nos estamos acercando de nuevo al puerto de Cotos, volvemos a encontrarnos cada vez más gente… Una vez en el puerto, abarrotado, cruzamos la carretera y tomamos la que sube a Valdesquí, hoy cortada al tráfico por una valla. Son unos 700 metros por asfalto.

Cogemos un camino que sale a mano izquierda señalizado como RV 9 y enseguida llegamos al refugio El Pingarrón. Es la una y media y nos parece un buen sitio para comer. Está cerrado, así que nos quedamos en las escaleras. Comemos rápido porque se nos congelan las manos.

Continuamos por nuestro sendero, cruzamos el arroyo de las Guarramillas y nos adentramos en un pinar precioso. Hoy no hace demasiado frío y la nieve que cubre las ramas no deja de gotear o incluso de caer en grandes trozos. Nos estamos mojando casi tanto como si estuviese lloviendo.

Continuamos bajando sin parar cruzando algún arroyo de vez en cuando hasta llegar a una pista ancha algo monótona. Hace un ratito que nos hemos salido del límite del Parque Nacional de Guadarrama. Reconozco que esta pista, si no tuviese nieve, resultaría bastante sosa, pero con las raquetas voy feliz.

Poco después de cruzar el arroyo de Hoyo el Toril, nuestro sendero abandona la pista por un camino a mano izquierda. ¡Toca subir! Debo admitir mi falta de costumbre en la nieve y empiezo a estar ya algo cansada. También estoy notando una leve molestia en los talones y decido parar para protegerlos. Da algo de pereza porque tengo que sacarme las raquetas, las polainas, las botas y los calcetines y hacer equilibrios mientras Sergio me ayuda a ponerme un esparadrapo que me proteja de una posible rozadura, pero no hacerlo sería mucho peor.

Estamos en el camino de las Vueltas, que va subiendo poco a poco hasta llegar a la carretera. La cruzamos y el sendero continúa ahora paralelo a ella. Cada vez hay más niebla.

El camino acaba desembocando en una pista de esquí de fondo y para entonces ya no se ve prácticamente nada. En cualquier caso, está todo tan bien señalizado que no tenemos problema. Esta pista nos deja directamente en el aparcamiento donde tenemos la furgo.

¡Menuda raquetada hemos hecho hoy! Las nubes nos han impedido disfrutar de grandes vistas, pero a cambio nos hemos deleitado con unos pinares nevados preciosos y a los que no estamos nada acostumbrados. Mañana dan bastante lluvia y nieve, así que nos dedicaremos al turismo cultural y a descansar, que tampoco está mal. ¡Estoy disfrutando mucho de Guadarrama!

Más información sobre esta ruta

Buena parte de la ruta transcurre dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y tiene una normativa que se debe cumplir para que la afluencia de tanta gente no lo estropee. Recomendamos pasar por el Centro de Visitantes de Peñalara o al menos echarle un ojo a la web.

Esta es una zona de muchísima afluencia de gente. Nosotros estuvimos entre semana y todos los días a media mañana se completaba el aparcamiento del puerto de Cotos. Por lo que he visto y leído, aunque yo nunca he estado, los fines de semana puede llegar a haber unos problemas de tráfico importantes.

El recorrido que hemos hecho en realidad es una combinación de dos rutas circulares. Las hicimos en este orden para poder ver la laguna de Peñalara sin niebla, pero si no, dejaría la ruta de la laguna para el final para terminar bajando y no subiendo, como nos tocó hacer a nosotros.

Llevamos el mapa Parque Nacional Guadarrama – La Pedriza, de la editorial Alpina, donde vienen señalizados todos los senderos que hemos recorrido con la misma nomenclatura (RV 7, RV3, RV9…).

Al haber hecho la ruta con nieve, puede que el track en algún punto no vaya exactamente sobre el camino, pero en cualquier caso, está todo tan bien señalizado, que no es necesario.

Más datos técnicos

El MIDE presentado a continuación debe completarse con los siguientes datos:

Pendiente de nieve: 40°

26/01/2024 23:01
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 15,2 km
  • Fecha de realización: 09/01/2024
  • Desnivel de subida: 645 m
  • Desnivel de bajada: 645 m
  • Punto más alto: 2083 m
  • Punto más bajo: 1528 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 3
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

laguna_penalara_refugio_pingarron_camino_vueltas

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.