No sé cómo empezar a explicar la ruta de hoy. Ha sido preciosa, pero también ha sido un milagro que la hayamos hecho. La empezamos unas dos horas y media antes de que se pusiese el sol. ¿Por qué? Intentaré ser breve en la descripción de acontecimientos y emociones. Allá va.

La previsión del tiempo para hoy decía que llovería un poco a primera hora, pero pararía pronto y el día acabaría siendo bueno y despejado, por lo que nos fuimos hasta la laguna de Sete Cidades ya que en realidad era la ruta que pretendíamos hacer. Cuando llevábamos 5 kilómetros bajo una intensa lluvia y con una niebla espesa que nos impedían cualquier tipo de disfrute, decidimos que estar allí era una estupidez, nos cogimos un taxi y volvimos a Ponta Delgada. Me sentía realmente chafada porque este viaje era breve y esto significaba perder el día.

Decidimos ir a la oficina de turismo para que nos informasen sobre alguna ruta cercana y en la costa ya que parecía que el tiempo estaba mejor junto al mar. Comimos en Ponta Delgada y cogimos el coche para ir hasta el comienzo de la ruta que nos recomendaron. De camino pasamos junto a una playa con muy buena pinta. Sin gente. El coche marcaba 20ºC. ¿Qué tal estará el agua? Aparcamos y nos acercamos a probar la temperatura del mar. ¡Pero si está buenísima! Cambio de planes. Como llevábamos toallas y bañador en el coche, decidimos pasar de la ruta y quedarnos en la playa. ¡No es algo que podamos hacer habitualmente en noviembre!

Tras un par de horas en la playa y unos buenos chapuzones, nos damos por satisfechos. Me pongo a pensar. Yo creo que una de las rutas que traía en mi lista, la de la Lagoa do Fogo, comienza aquí cerca. Consulto el Google Maps. ¡Estamos al lado! Miro el cielo hacia el interior de la isla. Parece que está despejando. Hacemos cuentas. ¿Cuánto falta para que se ponga el sol? Menos de tres horas. ¿Cuánto nos puede llevar la ruta? Haciéndola a toda pastilla, sin incidencias y sin parar, algo menos de tres horas. Venga, vámonos.

Tras recoger las cosas y vestirnos a todo correr nos acercamos hasta el comienzo de la ruta. Hay unos cuantos coches más. Pienso que cuando nos crucemos a la gente que ya esté bajando, si yo fuese ellos, pensaría: ¿a dónde van a estas horas estos irresponsables? De todas formas, confío en nuestras cuentas y en que sabremos tomar las decisiones adecuadas durante el camino.

Ahora sí, vamos con la ruta. Vamos a subir hasta la lagoa do Fogo por un sendero homologado, pero como la ruta es de ida y vuelta, queremos intentar hacerla circular volviendo por otro camino. Esto significa que la primera parte de la ruta está perfectamente señalizada.

Salimos sobre las tres de la tarde por una pista ancha y no especialmente bonita ya que tiene algunos eucaliptos. ¿También aquí? ¡Qué plaga! De todas formas, todo lo que no son eucaliptos es precioso. La vegetación en esta isla es fascinante.

Los primeros dos kilómetros son de subida intensa, pero tampoco olvidamos lo justos que vamos de tiempo, así que vamos a buen ritmo. Por supuesto, hago muchas menos fotos que de costumbre.

Tras este duro comienzo, la subida se suaviza y nos adentramos en un bosque espectacular, aunque el camino sigue siendo ancho y cómodo. Nos mantenemos en el bosque, el sendero se estrecha y continúa junto a un canal de agua que inevitablemente nos hace recordar las levadas de Madeira. El sitio es precioso, pero mantenemos el ritmo rápido y las pocas paradas para fotos. En algunos momentos siento un poco de pena por estar haciendo la ruta así, pero si pienso que la alternativa era no hacerla, se me pasa enseguida.

Tras un par de kilómetros prácticamente llanos junto a este canal, el bosque se va despejando y comenzamos a disfrutar de otro tipo de vegetación y del relieve ondulante pero escarpado de las montañas que nos rodean. ¡Qué verde es todo!

Al llegar a la central hidroeléctrica abandonamos la llanura del canal para acometer una nueva subida hasta la laguna. No la vemos hasta llegar a ella, hasta estar a sus pies, así que casi parece una sorpresa. ¡Qué entorno tan bonito!

Vemos que vamos bien de tiempo así que nos permitimos el lujo de relajarnos un poco, disfrutar del lugar y hacernos algunas fotos. Eso sí, ¡lo que nos deja el viento! Hasta ahora habíamos estado bastante protegidos por la vegetación o las montañas, pero aquí parece que vamos a salir por los aires.

En este punto se termina el sendero homologado, pero nosotros queremos volver por otro lado. Todavía nos queda subir un poco más de forma más o menos paralela a la laguna, lo cual nos permite ir disfrutando de ella desde otra perspectiva. Haber venido a esta hora tan tardía también tiene su lado bueno. La luz de sol ya casi poniéndose es preciosa. Los verdes adquieren unos tonos amarillentos maravillosos.

Dejamos de ver la laguna cuando nos disponemos a bajar. Vamos por un camino ancho, a ratos incómodo por lo pedregoso que es, con unas vistas preciosas hacia el mar. A medida que bajamos nos van rodeando campos de cultivo. Quizás sea más espectacular la subida, pero la bajada no es en absoluto fea y hace que la ruta sea más variada. Sabiendo que vamos bien de tiempo, también vamos ya más tranquilos y disfrutando de los últimos rayos de sol. Llegamos al coche diez minutos antes del anochecer. Conseguimos hacer la ruta en algo menos de dos horas y media.

¿Han valido la pena las prisas? Sin ninguna duda. El que apuntaba a ser el peor día de nuestras vacaciones en muchos años, ha terminado siendo de los mejores.

Más información sobre esta ruta

La subida forma parte del sendero homologado PRC02 SMI.

Para poder editar el track y poder subir un mapa, utilicé la cartografía proporcionada por los amigos del blog Cartografía Digital. ¡Gracias!

Si quieres ver más rutas en la isla de São Miguel, pincha AQUÍ.

10/03/2020
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 10,5 km
  • Fecha de realización: 04/11/2019
  • Desnivel de subida: 613 m
  • Desnivel de bajada: 613 m
  • Punto más alto: 683 m
  • Punto más bajo: 188 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 2
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 3
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

lagoa_do_fogo_desde_praia

Información geográfica perteneciente al Centro de Informação Geoespacial do Exército ©.