Llevamos ya un par de rutas intensas por Chamonix y la de mañana lo va a ser más todavía, así que hoy hemos decidido tomarnos el día de forma algo más relajada. Vamos a hacer una de las rutas más conocidas (y transitadas, inevitablemente) de esta zona: el Grand Balcon Nord.

Las rutas en balcón son travesías a media ladera que proporcionan unas vistas fantásticas hacia el valle y el macizo de enfrente. Para la de hoy vamos a volver a hacer uso de los remontes mecánicos y empezaremos cogiendo el tren de cremallera de Montenvers que nos dejará al pie del impresionante glaciar Mer de Glace.

Nos habría gustado coger el tren más temprano, pero conseguir aparcar en Chamonix es una tarea bastante complicada y se nos acabó haciendo algo tarde. De todas formas, en el fondo el retraso nos vino bien, porque la cueva de hielo no abría hasta las diez y así no tuvimos que esperar demasiado.

La cueva de hielo es una cavidad que se excava cada año en el glaciar para poder verlo por dentro. Al margen de lo turístico del asunto, porque a la cueva le dan forma de habitaciones e incluso de barra de bar, es impresionante poder ver un glaciar por dentro. No todo es hielo, también se ven las piedras que va arrastrando e incluso burbujas de aire. También hay bastantes paneles informativos explicando la formación y, sobre todo, la destrucción de los glaciares.

La bajada hasta ella es importante. Se hace un tramo en telecabina y a continuación hay que descender un montón de escaleras. Cada año más, ya que el glaciar está disminuyendo de forma grave. Mientras bajas las escaleras vas viendo placas que señalan el nivel que alcanzaba el glaciar en determinados años. En los últimos 21 años ha bajado lo mismo que en los 170 anteriores. Da bastante pena.

En fin, una vez visitada la cueva, subido de nuevo las escaleras y cogido la telecabina, nos preparamos para nuestra ruta. Comenzamos subiendo hacia el Signal Forbes. Es el tramo de subida más fuerte del día, pero como estamos empezando y las vistas que tenemos hacia la Mer de Glace son tan impresionantes, casi hasta nos olvidamos de que subimos. No acompaña la situación del sol para las fotos porque lo tenemos de frente, pero qué se le va a hacer. Así quizás no me pare tanto…

El Signal Forbes es un punto con unas vistas maravillosas hacia el glaciar. Podríamos quedarnos horas y horas pasmando y mirando hacia el glaciar y las montañas que le rodean. La temperatura también es perfecta, no hace aire ni nos encontramos con demasiada gente… No sé qué más se puede pedir.

Pero bueno, solo acabamos de empezar y tenemos que continuar. Nos despedimos de la Mer de Glace porque a partir de aquí comienza la ruta en balcón propiamente dicha y ya no veremos más el glaciar.

El camino en general es cómodo, al principio con losas de piedra y después ya sobre un sendero de tierra. Empezamos bajando suavemente y disfrutando enormemente de las vistas. Nos vamos cruzando con alguna persona, pero por ahora no es nada agobiante.

Tras una bajada un poco más fuerte en zigzag, toca volver a subir, pero muy suavemente, casi sin darnos cuenta.

Aunque las vistas son prácticamente las mismas todo el tiempo, la posición del sol hace que la luz vaya cambiando y siendo cada vez más bonita. Las vistas hacia el valle y el macizo de las Aiguilles Rouges, que tenemos enfrente, son preciosas, pero las agujas que tenemos sobre nuestras cabezas son extraordinarias. Si miramos hacia atrás, identificamos l’Aiguillette des Posettes, donde estuvimos hace dos días.

Al llegar al refugio del Plan de l’Aiguille decidimos parar a comer porque ya casi hemos terminado. El refugio cuenta con una más que apetecible terraza-restaurante, pero nosotros llevamos nuestros bocadillos, así que buscamos una sombra y a comer.

Una vez terminada la comida solo nos faltaba subir a la estación intermedia del teleférico que sube a l’Aiguille du Midi, que nosotros utilizamos para bajar. Tenía miedo de tener que hacer mucha cola, pero en absoluto. El día ha resultado mucho menos agobiante de lo que pensaba.

Último vistazo a las agujas de Chamonix. ¡Ahora sí que acompaña la luz!

La ruta de hoy nos ha valido para mover un poco las piernas, pero sin demasiado desgaste, que mañana vamos a necesitar tener las pilas cargadas a tope. ¡Empiezo a estar un poco nerviosa!

Más información sobre esta ruta

Descubrimos esta ruta en la guía Randonner à Chamonix, de la editorial Idea Montagna. Utilizamos el mapa Carte de sentiers de randonnées pédestres ou Pays du Mont-Blanc, que venden en la oficina de turismo de Chamonix y en la Maison de la Montagne.

Para poder editar el track y poder subir un mapa, utilicé la cartografía proporcionada por los amigos del blog Cartografía Digital. ¡Gracias!

Puedes consultar en este enlace los horarios y precios del tren de Montenvers y en este otro, los del teleférico al Plan de l’Aiguille. De todas formas, como nosotros cogimos varios remontes a lo largo de nuestra estancia en Chamonix-Mont-Blanc, utilizamos el Mont Blanc Multipass.

05/12/2019

Copia el siguiente código iframe HTML en tu sitio web:

  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 6,9 km
  • Fecha de realización: 23/08/2019
  • Desnivel de subida: 703 m
  • Desnivel de bajada: 334 m
  • Punto más alto: 2.288 m
  • Punto más bajo: 1.893 m
  • Tipo de recorrido: Travesía
  • MIDE / Severidad del medio natural: 3
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

grand_balcon_nord

Información geográfica perteneciente al Institut National de l'Information Géographique et Forestière ©.