¿Bobsleigh en barro en vez de hielo? Tal cual. Pero vayamos por partes.

Tras la pequeña decepción de ayer en Muniellos continuamos con ganas de bosque, así que optamos por un sendero homologado muy cerquita de la Reserva Integral y dentro del Parque Natural de Cangas del Narcea, Degaña e Ibias: el PR-AS 132.

Al llegar al pueblo en seguida se ve el panel informativo que marca el comienzo de la ruta. Estos primeros metros, que atraviesan el pueblo, se podrían hacer en coche y aparcar un poco más adelante, pero ver las casas y las construcciones del pueblo para nosotros tiene su encanto, así que lo hacemos andando.

Al terminar el pueblo enseguida nos adentramos en el bosque. ¡Qué cosa tan bonita! Y eso que los árboles todavía están pelados (aunque si te acercas bien, empiezan a verse pequeñas yemitas en las ramas)… No quiero ni imaginar cómo será en primavera o en otoño.

La ruta tiene una pequeña derivación, perfectamente indicada, que señala hacia Tablizas. No la hacemos entera pero sí nos acercamos hasta un punto en el que se ve un cortín en perfecto estado.

Toda la ruta está muy bien señalizada.

Los cortines son cerramientos circulares de unos 3 metros de altura donde se albergan las colmenas del fuego o de los osos. Este primero lo vemos de lejos, pero más adelante pasaremos al lado de otro.

Cortín que pudimos ver de lejos cogiendo el desvío de Tablizas…

La ruta no es muy larga aunque sí con cierto desnivel, por lo que nos lo tomamos con calma. Pero a medida que caminamos nos damos cuenta de que no vamos con calma por la pendiente, sino por puro embelesamiento. Es tal la belleza del bosque que es imposible no parar cada dos pasos a hacer alguna foto o a dejarse impresionar por algún árbol.

A medida que vamos subiendo comenzamos a ver los primeros restos de nieve en las orillas del camino. Poco a poco va aumentando la cantidad y comenzamos a pisarla, a verla sobre las ramas de los árboles… Si ya nos estaba pareciendo bonito antes, ahora simplemente nos deja sin palabras.

Llegando a la cima del Montecín (me encanta el nombre), donde los árboles ya van desapareciendo, nos cruzamos a un par de corredores que nos comentan que han visto huellas de oso.

La verdad es que hoy no hemos tenido suerte con las huellas. En unos días va a haber un trail en esta zona y está todo lleno de corredores entrenando (y destrozando el camino, ejem).

Una vez en el Montecín, las nubes nos impiden ver bien las cumbres de nuestro alrededor, pero sí nos dejan ver los valles con arco iris incluido. Continuamos embelesados.

Tras hacer las fotos de cumbre de rigor, comienza el descenso. La primera parte, bien, algo de bosque y muy bonita. Como suele pasar con la nieve, a medida que bajamos, el suelo se va poniendo más paposo con la mezcla de nieve y barro, aunque lo llevamos bien.

Pero, ¡ay!, al llegar al collado de Moncó. ¡Menuda bajada nos encontramos! Entre la pronunciada pendiente, la cantidad de barro mezclado con algo de nieve que había y todos los corredores que habían pasado previamente, aquello era una pista de bobsleigh pura y dura. Imposible no salir lanzado si se ponía un pie en aquello. Por supuesto, una vez más, la aventura nos pilla sin bastones.

Muy poco a poco vamos bajando, buscando alguna piedrecilla en la que apoyar los pies o directamente pisando las zarzas que bordean el camino. Aún así, tras varios amagos, acabó llegando la culada. Sin consecuencias, eso sí, que al fin y al cabo se caía en blandito.

Claramente este fue el momento más delicado del día, pero todavía faltaba una pequeña aventurilla más. La última parte del tramo circular del camino no era camino, era un río. Decidimos coger un pequeño sendero que se intuía más o menos paralelo. No fue un camino de rosas, pero al menos tampoco de agua.

Moraleja (por segunda vez en este viaje): si vas a caminar con algo de nieve, aunque sea poca, ¡bastones!

Más información sobre la ruta

Nosotros decidimos hacer esta ruta a partir de la información encontrada en la web de la Comarca de Fuentes del Narcea.

En la casa rural en la que nos alojamos también tenían numerosos folletos con esta y otras rutas.


Datos técnicos

  • Longitud: 9,1 km
  • Fecha de realización: 31/03/2018
  • Desnivel de subida: 560 m
  • Desnivel de bajada: 560 m
  • Punto más alto: 1007 m
  • Punto más bajo: 572 m
  • Tipo de recorrido: Piruleta
  • MIDE / Severidad del medio natural: 3
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Perfil

Descarga el archivo .gpx con el track de la ruta

Mapa

bosque-de-moal

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.