Del refugio Viadós al refugio Ángel Orús

Desde el refugio Viadós se ve el collado de la Forqueta y está muy, muy alto. No hay duda de que la subida hasta allí va a ser dura. Además, ha amanecido con bastantes nubes. A ver qué tal va el día…

Salimos a las ocho de la mañana atravesando las bordas de Biadós por las que ya pasamos ayer, cruzamos el río y nos adentramos en un bosque de pino negro. Por ahora la subida es muy suave, poco más que llanear. Un pequeño claro en el bosque nos permite ver de nuevo el refugio a lo lejos. Ayer, desde el refugio, veíamos a la gente atravesar este claro.

Poco a poco la pendiente se va endureciendo y hacemos una primera parada para sacarnos las chaquetas, que ya sobran. Cuando se termina el bosque el paisaje que se abre ante nosotros es imponente, aunque las nubes siguen sin dejarnos ver las cumbres. Seguimos subiendo sin tregua, pero estamos felices de lo bien que vamos. Ritmo calmado, que no canse.

En un cruce decidimos coger el desvío al ibón d’els Millars. La flecha pone 30 minutos, pero llegamos en 11. De todas formas, aquí sí que apretamos el ritmo. El paisaje que rodea al ibón es sublime. El circo en el que está situado me recuerda al de la laguna de la Nava, en la sierra de Gredos. Hacemos unas cuantas fotos y disfrutamos del entorno, pero no nos quedamos demasiado tiempo porque al parar de caminar sí que se nota ya el frío.

Deshacemos este pequeño desvío y… ¡lo que nos espera! El camino debe ser todo lo vertical que permite no tener que trepar. Lo peor es que hay mucha tierra y piedra suelta y cada tres pasos, se retrocede medio.

De repente, empiezan a sonarme las tripas. Voy bien, pero el cuerpo me pide comida. Paramos en unas piedras como podemos (la verticalidad del camino no permite escoger mucho) y me como un bocadillo de salchichón y un zumo. Retomamos la ruta: subir, subir y subir. Pero las vistas hacia atrás al valle de la Ribereta son tan bonitas…

De pronto, el paisaje cambia. Se vuelve mucho más pedregoso. El sendero es muy poco nítido, va entre piedras, pero por suerte la ruta está perfectamente señalizada.

Venga, último arreón. Ya vemos el collado. Por cierto, hace un ratito nos ha empezado a dar el sol y ha tocado parar a echarse crema. Aun así, gracias a la altitud, no hace calor.

¡Qué alegría llegar al collado de la Forqueta! 2.864 m, el punto más alto de hoy y de toda esta travesía de cuatro días. Habíamos estudiado la posibilidad de subir a La Forqueta (3.011 m) desde aquí, pero las nubes nos hacen desistir. Se mueven muy rápido y nos da miedo que nos envuelva la niebla. El color de las que tenemos enfrente tampoco es muy alentador.

Tras estar allí arriba un rato empezamos el descenso, que hace frío. La primera parte de la bajada es durísima. Hay mucha piedra suelta de nuevo que hace que vaya con mucha calmita. Por suerte, no es un tramo demasiado largo.

De pronto… ¡Menuda vista se abre ante nosotros! El ibón de Llardaneta luce espectacular entre las nubes que van y vienen a su alrededor. Bajamos hasta él y decidimos comer allí. Las nubes no paran de moverse. Vemos y dejamos de ver en cuestión de segundos. Remojamos un poquito los pies, pero el agua está gélida.

Retomamos el camino rodeando el ibón y bajamos junto al río por el que desagua, el torrente de Llardaneta. Tenemos por delante un nuevo paisaje, también precioso. Ya va faltando menos, esperemos que sea un camino tranquilo. En esta zona nuestros teléfonos empiezan a emitir sonidos por las notificaciones que empezamos a recibir de pronto. Es la primera vez que tenemos algo de cobertura en los tres días que llevamos haciendo esta travesía.

Empiezan a caer gotitas y oímos truenos a lo lejos. Mecachis… Intentamos no entretenernos demasiado con las fotos, pero requiere un esfuerzo grandísimo. Cruzamos el río y el camino sigue siendo muy pedregoso. Hay que ir muy atentos a las señales. ¡Qué gusto da hacer una ruta tan bien marcada!

Vemos una flecha que señala hacia el refugio Ángel Orús: 1,1 km, 35 minutos. Uf, qué miedo… Y el miedo se confirmó. ¡Vaya último kilómetro! Todo piedra y cuesta abajo. A veces uso más las manos que los bastones. Para más inri, empieza a tronar y vuelven a caer gotas más gordas. Tenemos los truenos encima. ¡Y por estas rocas es imposible correr! ¿Dónde narices está el refugio?

¡Al fin! El refugio aparece cuando ya estamos casi encima de él. Parece que empieza a llover más fuerte… ¡No! ¡Es granizo! Menos mal que ya hemos llegado. ¡De la que nos hemos librado!

El refugio Ángel Orús no tiene nada que ver con los anteriores en los que hemos estado. Nos ha tocado una habitación que compartimos con otra pareja y con baño propio. ¡Un lujo!

Una vez en el refugio es inevitable pensar en la buena decisión que tomamos al no subir a La Forqueta porque nos habría pillado la granizada. De hecho, nos acordamos de todas las personas que habíamos adelantado durante el día y que fuimos viendo llegar a lo largo de la tarde totalmente empapadas. La verdad es que tuvimos mucha suerte.

Más información sobre esta ruta

Toda la ruta de hoy la hemos hecho siguiendo el GR 11.2 y está muy bien señalizada.

Utilizamos el mapa Posets-Perdiguero, de la editorial Alpina.

También puedes echarle un ojo a este artículo en el que hemos recopilado una serie de consejos basados en nuestra experiencia para hacer este trekking.

Todas las etapas de la Ruta de los Tres Refugios o Tour del Posets:

Del aparcamiento de Estós al refugio de Estós

Del refugio de Estós al refugio Viadós

Del refugio Viadós al refugio Ángel Orús

Del refugio Ángel Orús al aparcamiento de Estós

Si quieres ver más rutas en los Pirineos, pincha AQUÍ.

Si quieres ver más rutas en la provincia de Huesca, pincha AQUÍ.

Recuerda que en nuestro MAPA INTERACTIVO puedes encontrar otras rutas cercanas a esta que quizás te interesen...
22/03/2022 23:01
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 12,4 km
  • Fecha de realización: 25/08/2021
  • Desnivel de subida: 1.280 m
  • Desnivel de bajada: 895 m
  • Punto más alto: 2.860 m
  • Punto más bajo: 1.700 m
  • Tipo de recorrido: Travesía
  • MIDE / Severidad del medio natural: 3
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 2
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 3
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 4
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

refugio_viados_refugio_angel_orus

4 comentarios

Añade el tuyo →

  1. Ángel Fernández 27/03/2022 — 04:07

    Muchas gracias por compartir esta propuesta que aún tengo pendiente, y por hacerlo de un modo tan ameno, detallado y bien ilustrado con preciosas tomas. Un saludo montañero desde Santander-España.

  2. Hola, maravilloso reportaje, enhorabuena,. Que buenos recuerdos me trae esto,. Hace 2 años hize de viados a el posets bajando rodeando el diente devllardana siguiendo el camino que baja a Angel orus para después virar a la derecha subir a la forqueta pasando el ibon de la forqueta collado de Eriste y a viados,. Ruta expectacular coronando el posets,. Mañana a lo mejor subo a la forqueta ya que estoy en el bonito pueblo de Plan,. Muchas gracias por compartir

    • Gata Con Botas 09/05/2022 — 09:21

      ¡Menudo rutón! Me canso solo de leerlo, jaja. Disfruta mucho de la zona. Qué afortunado de poder estar ahí en este momento…
      Y muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado la entrada y te haya traído buenos recuerdos.
      Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2022 Gata con botas