Campa de Brego desde Cereixedo (invernal)

Hace ya casi un año que nos recomendaron hacer esta ruta, pero la zona nos queda un poco a desmano y hasta ahora no nos había surgido la oportunidad de venir. Nos hemos pegado un buen madrugón para llegar hasta aquí a una hora más o menos decente y tras una pequeña parada en un bar de Doiras para un segundo desayuno, nos ponemos a caminar algo antes de las once de la mañana.

Hemos dejado el coche junto a una casa abandonada a la entrada de Cereixedo, una parroquia del municipio de Cervantes, en los Ancares lucenses. La verdad es que no hay demasiado sitio para aparcar e intentamos hacerlo molestando lo menos posible. El camino que vamos a tomar parte de ahí mismo, dejando la iglesia a nuestra derecha.

Esta primera parte de la ruta recorre un bosque precioso que transcurre a lo largo del valle del río de Brego. Hace bastante frío, pero la subida es constante y nos ayuda a ir entrando en calor. Ahora que el invierno está dando sus últimos coletazos se agradece que los árboles sin hojas dejen pasar el sol, aunque seguro que en verano es la sombra la que hará la subida algo más llevadera.

De este camino van partiendo algunos desvíos a mano izquierda, pero no tomamos ninguno de ellos. Acabamos desembocando en una pista que a su vez nos deja en la carretera de camino a Deva. Este tramo lo repetiremos para regresar y aquí comienza la parte circular de la ruta.

Tras recorrer unos 400 metros por carretera, tomamos un desvío que sale a mano derecha. Estábamos advertidos de que ese camino podía estar algo cerrado, y la verdad es que sí, se nota que no transita demasiada gente por él, pero no tuvimos problema para recorrerlo. Aquí ya no hay ni rastro de bosque y la vegetación baja nos permite ver la cumbre del Penarrubia (1.822 m) con una leve capa de nieve. Está precioso.

En un pequeño collado el camino cambia de dirección de forma brusca y pasamos a situarnos en la ladera norte de la serra do Pando. ¡Cómo se nota este cambio! Aquí apenas ha dado el sol y el sendero está completamente congelado. También han cambiado nuestras vistas y lo que vemos ahora son el Teso del Fieiró, el pico de Bois e incluso divisamos el mítico albergue Ancares.

Tenemos por delante unos 4 km bastante llanos que nos acaban adentrando de nuevo en un maravilloso bosque de avellanos y acebos. Hace muchísimo frío (se nota la orientación norte) y empezamos a ver pequeños restos de nieve por el suelo. A pesar del frío, el hambre también comienza a hacerse notar y como vemos que nos falta bastante para abandonar esta ladera, decidimos detenernos para comer de pie y de forma rápida. Nos paramos solo lo imprescindible porque el frío es casi insoportable. ¡Qué dolor de manos!

Retomamos la ruta y al poco rato cruzamos el río da Vara. Nos esperan casi dos kilómetros de subida constante hasta la golada da Vara, pero se trata de un camino tan, tan bonito, que hasta se nos hace corto. A medida que subimos la cantidad de nieve que nos rodea se incrementa, lo cual hace que el rojo de los frutos de los acebos destaque más todavía si cabe. ¡Es una estampa de postal! 

El punto más alto de la jornada es la golada da Vara donde nos quedamos un rato disfrutando del paisaje que nos reodea y del sol que al fin nos da ahora que hemos salido del bosque.

Al poco rato de comenzar el descenso llegamos al refugio de la campa de Brego. Creo que es uno de los refugios no guardados mejor equipado que he visto nunca. ¡Había de todo! Curioseamos un poco y lo dejamos todo tal cual. La verdad es que nos quedamos con ganas de volver para pasar aquí una noche. Quizás algún día…

Retomamos el camino, o más bien la ruta, porque el camino con la nieve no lo vemos (si es que lo hay) yendo más o menos a ojo por el fondo del valle sabiendo que no tenemos que cruzar el río de Brego. Al final sí que acabamos llegando a un camino ancho que se distingue sin ningún problema.

Esta pista al principio llanea bastante mientras que el río sí que va perdiendo altitud, por lo que acabamos separándonos de él. De todas formas, el estar yendo por una zona más o menos alta del valle nos ofrece unas panorámicas muy bonitas donde vuelve a llamar la atención el Penarrubia.

La pista nos acaba llevando hasta Deva, atravesamos la aldea y retomamos el camino por el que ya pasamos esta mañana. Da igual repetirlo. El bosque es precioso, la luz diferente y el descenso nos permite apreciarlo de una manera distinta.

La ruta ha sido una preciosidad, pero es que además voy más que feliz por haber podido disfrutar un poquito de la nieve. ¡Y mañana más!

Más información sobre esta ruta

Esta ruta me la recomendó Víctor, guía de A Moa Natureza. Le conozco desde hace un montón de años y sé perfectamente que todo lo que recomienda vale la pena. Este recorrido no ha sido una excepción.

A pesar de haber hecho parte de la ruta con nieve, siempre fuimos sobre caminos salvo en la zona del refugio de la Campa de Brego donde, si lo hay, no lo vimos. En caso de utilizar este track en condiciones estivales, en este tramo puede no ser muy fiable.

Llevamos el mapa del IGN 125-II (Cereixedo).

Si quieres ver más rutas en Ancares, pincha AQUÍ.

Si quieres ver más rutas en la provincia de Lugo, pincha AQUÍ.

Recuerda que en nuestro MAPA INTERACTIVO puedes encontrar otras rutas cercanas a esta que quizás te interesen...
12/05/2022 15:46
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 16 km
  • Fecha de realización: 05/03/2022
  • Desnivel de subida: 885 m
  • Desnivel de bajada: 885 m
  • Punto más alto: 1.467 m
  • Punto más bajo: 804 m
  • Tipo de recorrido: Piruleta
  • MIDE / Severidad del medio natural: 3
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 3
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

campa_de_brego_desde_cereixedo

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.

2 comentarios

Añade el tuyo →

  1. Qué hermosura ¡ Me alegra que os gustase… Desde luego es un recorrido para hacer en cualquier época del año, pero con ese aspecto invernal gana un plus ¡

    Gracias por compartirlo ¡

    • Gata Con Botas 18/05/2022 — 18:52

      ¡Gracias a ti por la recomendación! La verdad es que sí, es una ruta para hacer en cualquier momento. En otoño los bosques deben ser una maravilla. En invierno, con mucha nieve, tiene que ser una ruta en raquetas espectacular. Y ahora en primavera con todo el colorido de las flores de los matorrales debe estar maravilloso. ¡Es para hacerla varias veces!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© 2022 Gata con botas