No os voy a engañar. Llegando al final de esta ruta estábamos ya un poco hasta las narices. Creo que iba con la mente en blanco. Solo pensaba en que cada metro que avanzaba era un metro menos que faltaba para acabar. Pero comenzaré desde el principio, unas nueve horas antes…

Hacía ya tiempo que el Tiatordos había llamado mi atención. La primera vez, desde el mirador de Ordiales, en Picos de Europa, aunque todavía no sabía que aquella montaña con esa forma tan llamativa se llamaba Tiatordos. Al enterarme de que acababan de señalizar un PR para hacer la subida circular desde Taranes, decidí que era el momento.

Dejamos la furgo en el pequeño aparcamiento que hay a la entrada de Taranes, justo donde se encuentra el panel informativo de la ruta.

Comenzamos subiendo sin tregua. Y no es para menos. Hemos salido a unos 560 m de altitud y la cumbre del Tiatordos está a 1.951 m. Nos llama la atención la corriente de aire cálido que sopla por la foz de la Escalada a pesar de estar ya en diciembre. Había estado aquí una vez en Semana Santa y recuerdo un aire gélido que me cortaba las orejas.

Justo a la salida de la foz nos encontramos con un poste alto con tres flechas… que giraban cual veleta con el viento. Al menos, al colocar la flecha que señalaba a Taranes (es de donde veníamos, así que teníamos clara la dirección), las demás se colocaban correctamente.

Continuamos subiendo, esta vez por un bosque precioso que nos tendió alguna trampa. El suelo estaba completamente tapizado de hojas, pero debajo había una cantidad considerable de barro blandito muy bien escondido.

Tras el bosque, nos espera la preciosa majada Entregüé y un leve descanso en la subida. No es que dejemos de subir, pero la pendiente se modera bastante. Continuamos subiendo suavemente hasta llegar al límite administrativo. También abandonaremos durante un rato el Parque Natural de Ponga para adentrarnos en el de Redes. Enseguida llegamos a la majada del Tiatordos. Toca decidir: ¿subimos o continuamos con el PR circular? La respuesta estaba clara.

Hasta ahora hemos tenido un día de ensueño. Cielo azul con algunas nubes altas y una visibilidad increíble. No creo que se pueda ver más allá de lo que ya estamos viendo. Picamos algo y comenzamos a subir. No sabíamos muy bien qué nos íbamos a encontrar en esta subida, pero la verdad es que fue sencilla. El sendero es casi siempre bastante evidente y cuando no, las marcas blancas y amarillas o puntos rojos nos indican por dónde seguir. Desgraciadamente, el cielo se está cubriendo y tiene aspecto amenazante. “No me fastidies, ahora que hemos decidido subir que no se ponga a llover, ¡que todavía nos falta mucho!”.

Poquito a poco y sin dejar de echar la vista atrás de vez en cuando para ver el espectáculo que tenemos a nuestra espalda, llegamos a la cumbre del Tiatordos (1.951 m). Sopla un viento fuertísimo que hace que nos tengamos que abrigar bien antes de ponernos a disfrutar. El espectáculo es apabullante. Es difícil escoger en qué dirección mirar: Ponga a un lado, Redes al otro, Picos de Europa… ¡Se ve hasta la zona de Somiedo! Y eso sin contar con el cortado que tenemos a un par de metros. La pared norte del Tiatordos es impresionante. Desgraciadamente, el color del cielo hace que no nos demoremos demasiado en la cumbre.

Pero mientras bajamos de nuevo hacia la majada del Tiatordos, el día vuelve a despejar. ¡Qué puntería hemos tenido! Todavía nos queda más de la mitad de la ruta, así que decidimos comer más adelante. Al principio vemos señales… pero enseguida dejamos de verlas. Llevamos un track, pero sabemos que en la bajada pasa por zonas algo complicadas. La verdad es que habíamos confiado en la señalización… En fin, no queda más remedio que seguir, ¡que en diciembre los días son muy cortos!

Tras atravesar como pudimos una zona con bastante vegetación y algo boscosa, vamos a dar a un paraje con unas vistas espectaculares. El Recuencu y el Collau Zorru tienen unas formas difíciles de olvidar. Es imposible no quedarse hipnotizados por ellos.

Picos de Europa, Recuencu y Collau Zorru. De lo más bonito del día.

Después de una nueva aventura que solucionamos bajando campo a través por una empinada ladera hasta un camino que veíamos más abajo, volvemos a ver señales. ¿Por dónde deberíamos haber llegado hasta aquí? A saber, aunque está claro que no por donde hemos ido nosotros.

Al llegar a Brañadosu decidimos comer, pero rápido, sin disfrutar la comida, porque aún nos queda bastante y no sabemos cuántas aventuras más nos esperan.

Afortunadamente, parece que por aquí la señalización vuelve a mejorar. Atravesamos el precioso fayedo Formistaña y continuamos rodeando el Tiatordos por su ladera este prácticamente sin perder altitud, cosa que me preocupa, porque todavía estamos por encima de los 1.000 m.

En el collado Forada tenemos una nueva visión del Tiatordos. ¡Cómo impresionan sus paredes desde aquí! ¿De verdad hemos estado allí arriba? Parece imposible.

El Tiatordos visto desde el collado Forada.

Poco después, perdemos de nuevo la señalización definitivamente. Lo que queda de ruta será un “ahora salimos de aquí como sea”, tirando de rumbos, atravesando zonas boscosas sin camino y, cuando encontrábamos alguno, poniéndonos de barro hasta las cejas. Llegamos a la furgo diez minutos antes de que se pusiera el sol.

La verdad es que esta última parte empañó un poco la ruta, pero afortunadamente nuestro cerebro es sabio y hace que olvidemos los malos recuerdos y nos centremos en las buenas experiencias. Creo que las vistas que muestran las fotos dejan claro que haber hecho esta ruta ha valido clarísimamente la pena.

Más información sobre esta ruta

En el momento de hacer la ruta el sendero ya estaba señalizado pero pendiente de revisión por parte de la FEMPA para su homologación. Será el PR-AS 304.

Nota

Los datos técnicos, el mapa y el perfil se corresponden con la ruta que hicimos. El track incluye solamente la subida. Nadie se merece meterse en el berenjenal en el que nos metimos durante la bajada.

Otras rutas en el Parque Natural de Ponga

Ascensión al Pierzu desde Collada Llomena

Senda del cartero y ascensión a Peña Salón


Datos técnicos

  • Longitud: 17,3 km
  • Fecha de realización: 05/12/2018
  • Desnivel de subida: 1.653 m
  • Desnivel de bajada: 1.653 m
  • Punto más alto: 1.951 m
  • Punto más bajo: 561 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 4
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 3
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 3
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 4
→ ¿Qué es el MIDE?

Perfil

Descarga el archivo .gpx con el track de la ruta

Mapa

tiatordos

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.