Llevamos ya dos semanas de viaje y las vacaciones van llegando a su fin, pero no queremos terminarlas sin pasar al menos un par de días por Potes y Picos de Europa. También nos apetece hacer alguna ruta por aquí, pero a estas alturas de viaje yo ya necesito que sea relajada psicológicamente, así que escogimos una ruta que ya había hecho hace unos años.

Vamos a ahorrarnos un buen trecho de desnivel cogiendo el teleférico de Fuente Dé. Como ya dije antes, para hoy me apetecía algo sencillo. En esta época del año el primer teleférico es a las 8:50. Llegamos unos diez minutos antes y ya había algo de cola, pero nada exagerado con lo que probablemente habrá más tarde.

Comenzamos nuestra ruta algo antes de las nueve y media. El día está espléndido, completamente despejado y a estas horas, siendo además la primera parte del recorrido en sombra, se va perfectamente. Hay más gente que toma el mismo camino que nosotros porque ofrece un montón de posibilidades: el collado de Horcados Rojos, el refugio Cabaña Verónica, Peña Vieja, el Tesorero…

Justo antes de llegar a la zona donde ya da el sol hacemos una primera parada para sacarnos ropa y untarnos en protección solar. No somos los únicos. Parece un peaje, como si ese punto fuese una parada obligatoria.

Seguimos subiendo, siempre por un camino muy evidente, hasta llegar al desvío que hay que coger a mano derecha para subir a Peña Vieja. Parece que tenemos suerte y que, al menos por ahora, la mayor parte de la gente que está subiendo continúa de frente, hacia el collado de Horcados Rojos.

A partir de aquí el sendero continúa siendo claro, pero con mucha piedra suelta. Decido sacar los bastones porque en esta zona ya es más fácil poder resbalar. La subida hasta el collado de la Canalona probablemente sea la más pendiente del día, pero las vistas al llegar a él nos recompensan el esfuerzo. Desde este punto vemos perfectamente, al fin, la mole de Peña Vieja (2.613 m).

Peña Vieja

A partir de aquí podremos coger aire durante un pequeño tramo bastante llano antes de acometer la subida final. En la primera parte de esta última subida se ven perfectamente los zigzags que va formando el camino, pero la última parte es más bien de ir buscando el camino que te parezca mejor. Aquí vuelve a haber muchísima piedra suelta que para subir no resulta problemática, pero para bajar después habrá que ir con cuidadito.

Las vistas que nos regala la cumbre son extraordinarias. También hemos sido muy afortunados con el día, ya que está absolutamente nítido. Un señor con el que coincidimos en la cumbre nos comenta que aquello que se ve hacia allá, señalando un punto a lo lejos, ya es La Rioja. Yo no sé si tanto, pero desde luego, se veía hasta muy, muy lejos.

Nos quedamos en la cumbre un buen rato y cada vez va llegando más gente. Nos hacemos fotos, pedimos a otros que nos hagan alguna juntos, le hacemos fotos a otras personas, picamos algo… pero, sobre todo, contemplamos. Ayuda a disfrutar de la cumbre el que no haga tampoco nada de viento. Se está realmente a gusto.

En fin, toca bajar. La vuelta es por el mismo camino por el que hemos subido, así que la hacemos bastante rápido y sin parar. Bueno, la primera parte de la bajada no, que realmente tiene un montón de piedra suelta y no tengo ganas de darme una culada.

Decidimos parar a comer ya muy cerca de la estación superior del teleférico, pero fue un error, deberíamos haberlo hecho antes. A estas horas, los alrededores del teleférico están llenos de gente y, lo que es peor, de gente gritando. Niños que gritan, padres que gritan a sus hijos… Qué pena no saber disfrutar de los sonidos de la naturaleza. Desde luego, nosotros disfrutamos del silencio en la cumbre de la montaña, pero no ahora. En cuanto terminamos de comer nos dirigimos a la estación para salir de aquí cuanto antes.

A modo de curiosidad, voy a terminar esta entrada comentando que por la tarde nos fuimos a conocer el pueblo de Tudes, en la comarca de Liébana, ya que nos lo habían recomendado. Tras das un paseo por el pueblo, precioso y muy bien rehabilitado, nos sentamos en una terraza con unas vistas maravillosas hacia los Picos para tomar algo. Allí sí que disfrutamos del silencio que habíamos echado en falta por la mañana. ¡Qué a gusto se estaba! Además, tuvimos la gran fortuna de ver un alimoche. En Liébana soy realmente feliz.

Más información sobre esta ruta

Para hacer esta ruta llevamos el mapa Picos de Europa, macizos central y oriental (Los Urrieles y Ándara), de Ediciones Adrados.

Puedes ver los horarios y precios del teleférico de Fuente Dé en este enlace.

 

05/12/2019

Copia el siguiente código iframe HTML en tu sitio web:

  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 10,9 km
  • Fecha de realización: 03/09/2019
  • Desnivel de subida: 820 m
  • Desnivel de bajada: 820 m
  • Punto más alto: 2.613 m
  • Punto más bajo: 1.844 m
  • Tipo de recorrido: Ida y vuelta
  • MIDE / Severidad del medio natural: 4
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 3
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 3
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 3
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

pena_vieja

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.