Es imposible llevar la cuenta de las veces que he estado en Potes. Tengo familia allí y llevo yendo toda la vida. De niña, con mis padres, y ahora, siempre que encuentro la oportunidad. Hoy tenemos comida familiar, pero antes queremos aprovechar la mañana. Este paseo que nos han sugerido va a ser perfecto.

Una de las cosas que llama la atención desde Potes es la cruz que se ve en lo alto hacia el suroeste: la cruz de la Viorna. De noche se ve perfectamente porque está iluminada. Si desde Potes se ve la cruz, está claro que desde allí tiene que haber unas buenas vistas hacia Potes, pero además nos han dicho que muy cerca, desde el alto de San Martín, puede verse una de las mejores panorámicas de los Picos de Europa. Podríamos haber subido desde Potes, pero como lo que necesitamos hoy es algo corto y relajado, haremos la ruta desde Maredes, un pueblecillo al que se accede desde La Vega, en la carretera que sube hacia el puerto de San Glorio.

Maredes es muy pequeñito, pero en la entrada del pueblo hay una placilla en la que caben varios coches. Aparcamos allí y salimos hacia el oeste por una pista ancha y cómoda que va subiendo suavemente. Tras unos 700 m de ruta cogemos un desvío a la derecha que nos llevará directamente al alto de San Martín. El camino es muy agradable y se van alternando tramos boscosos con otros con vistas hacia el sur. A pesar de que el día está nublado, se trata de nubes altas y hay muy buena visibilidad.

El camino nos deja a unos 200 m del alto de San Martín, que se encuentra a nuestra izquierda. Las vistas de los Picos de Europa que tenemos desde allí son incluso mejores de lo que me había imaginado. ¡Qué espectáculo! Hay pocas montañas que no se vean desde allí. Destaca fundamentalmente el macizo oriental o de Ándara, pero se ven también el central y el occidental.

Un tronco seco perfectamente situado nos invita a sentarnos y deleitarnos con las vistas. No corre ni pizca de aire, así que podríamos pasarnos allí horas y horas… pero la familia espera. Vamos a seguir.

Deshacemos los últimos metros andados y seguimos de frente hasta la cruz de la Viorna, a la que llegamos enseguida. Las vistas hacia Potes son también espectaculares, pero claro, después de las anteriores… Por desgracia, esta vez no podemos deleitarnos. Dos mastines surgen de entre la vegetación y parece que nos invitan a marcharnos, así que les hacemos caso y proseguimos nuestro camino.

Toca poner rumbo a Maredes. Esta vez lo haremos siguiendo un precioso sendero que atraviesa un bosquecillo mucho más mediterráneo que todo lo visto hasta ahora. Ya llegando a Maredes, una bandada de buitres sobrevuela nuestras cabezas a modo de despedida. Ha sido un broche perfecto para este sencillo paseo… y para nuestras vacaciones. Mañana toca volver a casa.

Si quieres ver más rutas en Cantabria, pincha AQUÍ.

11/08/2020 05:00
  • Distance Instructions
Label

Datos técnicos

  • Longitud: 4,9 km
  • Fecha de realización: 28/08/2017
  • Desnivel de subida: 303 m
  • Desnivel de bajada: 303 m
  • Punto más alto: 1.154 m
  • Punto más bajo: 849 m
  • Tipo de recorrido: Circular
  • MIDE / Severidad del medio natural: 2
  • MIDE / Orientación en el itinerario: 3
  • MIDE / Dificultad en el desplazamiento: 2
  • MIDE / Cantidad de esfuerzo necesario: 2
→ ¿Qué es el MIDE?

Mapa

alto_san_martin_cruz_viorna_desde_maredes

Información geográfica propiedad del Instituto Geográfico Nacional.